Archivo de la etiqueta: Vida

Guerras de letras no de bombas


DSCN2400DSCN2399

Ojalá algún día las guerras entre los seres humanos cuenten como única arma de destrucción el poder de las letras y de la imaginación.
Ojalá algún día se sustituya el arte de la guerra con sabor a muerte por el arte de inventar creativo.
Ojalá este ojalá sea escuchado y tenido en cuenta.

Anuncios

Solo soy


P1030467
Solo soy un solitario resistiendo en un mar de arena que te ahoga, bajo un sol que abrasa sin piedad y la luna como único consuelo.
Soy solo forma sin figura imposible de abrazar.
Solo soy tu salvación cuando toda esperanza está a punto de desvanecerse. Cuando nada queda quedo yo.
Soy solo quien su vida espera dar para que otros puedan continuar cuando nada queda ya.

Mira el pajarito


dscn2184
Es curiosa la forma que tenemos de interpretar el arte, como esta escultura sobre el agua donde se nos muestra a una persona sobre una boya en la cual cambia la perspectiva dependiendo desde donde la mires.
Vista así, parece que está a punto de orinar sobre la gaviota, pero en realidad está de espaldas, observando a la gente que le observa desde los diques.
Quizás una llamada de atención que nos advierte de que vivimos en un mundo donde nada es lo que parece o, al menos, muchas veces es así.

Mira


©2014 José Manuel Alabarce Páez
Empire State Building.©2014 José Manuel Alabarce Páez

Desde el principio de la humanidad se han inventado todo tipo de artilugios y aparatos para observar lo que está más allá de nuestro alcance. Miramos al cielo con la vana esperanza de encontrar respuestas a nuestras inquietudes. En el fondo, algo nos dice que todo lo que anhelamos saber está más allá de este mundo, más allá de nuestro pequeño conocimiento de la existencia. Luego, tras un pequeño destello de meditación nos invade la incertidumbre, la duda de saber si estamos aquí de paso hacia algo más elevado que esta vida rodeada de muerte, de guerras sin sentido, de ambición y opresión incontrolada, de corrupción alquitranada, de odio maldecido y cerebros desgranados. Quizás sea nuestro paso por el purgatorio o la condena a un ciclo sin fin rezando para que no nos encuentre Jon Doe
Y miramos hacia arriba buscando un por qué sin respuesta. No es la hora. No estamos preparados para saber la Verdad. ¿Cómo podemos pretender conocer algo tan elevado cuando desconocemos la esencia de nuestro Ser? Desprecio, arrogancia, soberbia, envidia… Somos el pecado convertido en carne y hasta que no se nos desprenda de nuestro Ser continuaremos mirando hacia el cielo, porque algo nos dice que nuestro sitio está ahí fuera.
Una moneda y podrás mirar…