Archivo de la etiqueta: Reflexiones

Guerras de letras no de bombas


DSCN2400DSCN2399

Ojalá algún día las guerras entre los seres humanos cuenten como única arma de destrucción el poder de las letras y de la imaginación.
Ojalá algún día se sustituya el arte de la guerra con sabor a muerte por el arte de inventar creativo.
Ojalá este ojalá sea escuchado y tenido en cuenta.

Anuncios

Solo soy


P1030467
Solo soy un solitario resistiendo en un mar de arena que te ahoga, bajo un sol que abrasa sin piedad y la luna como único consuelo.
Soy solo forma sin figura imposible de abrazar.
Solo soy tu salvación cuando toda esperanza está a punto de desvanecerse. Cuando nada queda quedo yo.
Soy solo quien su vida espera dar para que otros puedan continuar cuando nada queda ya.

Mira el pajarito


dscn2184
Es curiosa la forma que tenemos de interpretar el arte, como esta escultura sobre el agua donde se nos muestra a una persona sobre una boya en la cual cambia la perspectiva dependiendo desde donde la mires.
Vista así, parece que está a punto de orinar sobre la gaviota, pero en realidad está de espaldas, observando a la gente que le observa desde los diques.
Quizás una llamada de atención que nos advierte de que vivimos en un mundo donde nada es lo que parece o, al menos, muchas veces es así.

Pensamientos en soledad


img_20160515_144518
La brisa le trae los comentarios de la verde hierba apenada por su soledad, sin pensar que el invierno dejará el campo inerte mientras él permanecerá.
Sus creencias, su fe, su vida se hunden profundamente en la tierra que le vio nacer y, sin lugar a dudas, la que lo verá perecer. Sobrevivirá uno tras otro los cambios de estaciones en su soledad.
No importa que albergue cobijo a las pequeñas aves que encuentran en él un cálido y seguro hogar, pues sabe que al final… volarán. De nuevo soledad.

Me acompaña


img-20170121-wa0015

Puedes acompañarme al médico, a la compra, al cine.
Puedes acompañarme a dar un paseo, a cenar o a bailar.
Incluso puedes acompañarme en mi soledad.
Puedo estar acompañado en mis alegrías y quien quiera incluso hasta en mis penas, pero la única compañía verdadera es ella que me espera.
Paciente me acompaña, nos acompaña en nuestro camino por la vida.
Sin advertir de su presencia, discreta, oculta entre las sombras nos acompaña y espera…