Archivo de la etiqueta: Paisaje Urbano

El faro de Roquetas de mar


P1030502
Pinchando en la foto accederéis a la web de Información y turismo de Roquetas donde se explica la historia del castillo de Santa Ana y el Faro.

Anuncios

Mosaico de mentiras


IMG_20160703_112800

Podemos insertar trocitos de historias inventadas a un recuerdo incompleto. Tratas de recomponerlo como una taza rota a la que le falta algún pequeño fragmento. Sabes que no es igual que antes, pero a base de mirarla una y otra vez dejas de ver esas fisuras que la recorren, esos pequeños huecos imposibles de recomponer. Hasta que llega un momento en el cual dejas de ver esas imperfecciones dejando paso a un mosaico de mentiras que envuelven lo que una vez fue un recuerdo.

Feliz 2016


Manhattan Building

-¿Quién es?- Preguntó el mudo.

-No sé.- Respondió el sordo.

-Voy a ver.- Dijo el ciego.

Hay ocasiones en las que no entendemos por qué sucede algo y ha de pasar un tiempo hasta que todo se alinea para que nuestra mente, imperfecta, inconclusa, pueda asimilarlo.

Tal vez el año que entra nos traiga respuestas o quizás, casi seguro, más dudas e incertidumbres. Sea lo que sea, intentaremos encajar esas piezas en nuestra vida, en nuestro puzzle personal.

Os deseo a tod@s un buen fin de año y una excelente entrada al nuevo 2016. Mis más sinceros abrazos.

Soy


Mesa Roldán
No me veas como algo decadente.
No me veas como algo derruido por el paso del tiempo.
No me veas viejo. Sin utilidad, como la sombra de algo que una vez fue no sé qué.
Soy lo que está ahí cuando crees que el camino se acaba.
Soy el guardián de tus recuerdos y deseos más profundos.
Soy la fuerza de tu belleza y de todo lo que te rodea.
No me veas…Soy.

Cuantas veces



Cuantas veces hemos callado algo que deberíamos haber dicho.
Cuantas veces el miedo al rechazo o al ridículo se ha llevado entre sus garras una idea, una ilusión, una esperanza o una posibilidad.
Cuantas veces hemos visto alejarse a alguien para vestirse de recuerdo y desnudar nuestra memoria.
Decenas de cámaras se encargan de grabar ese momento desde todos los ángulos para almacenarlo en el cajón de las cosas que deberíamos haber hecho.
¿…Y si…? Cuantas veces nos hemos hecho esa amarga pregunta cuando abrimos uno de esos cajones que el azar nos trae devuelta.
Quizás hay quien haya perdido ya la cuenta.