Calor


Sol
El calor del Mediterráneo es pegajoso, húmedo, sudoroso, me hace sentir sucio en todo momento. Da igual las veces que te duches al cabo del día, tal cual sales de la ducha al momento vuelves a estar sudoroso, pringoso…
Sé que la mayoría de la gente adora embadurnarse de aceite y reposar sus carnes bajo el calor del horno sol y dorarse lentamente, vuelta y vuelta. Sé que la mayoría de la gente asocia el verano con el calor, sol, luz, fiesta, diversión, alegría… Me pregunto: ¿si se perdieran en un desierto pensarían igual? ¿Por qué nadie va de vacaciones al desierto? Quince días en el desierto y a la vuelta me cuentas. Ah, no, queremos sol y calor pero con unas mínimas comodidades. Ya.
Estoy escribiendo este post y literalmente me está chorreando el sudor por la nuca. El aire es caliente, asfixiante. Mi barriga es como la joroba de un camello, cargadita de agua que suena dentro de mí al andar, cual olas rebotando en las paredes rocosas.
Cuando el calor se haya ido, tened por seguro que yo no lo echaré de menos.

Anuncios

Un pensamiento en “Calor”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s