Reflejos


Reflejos

Acostumbramos a vernos reflejados en los demás. Proyectar nuestra imagen en otra persona como medio de autoevaluación. Vemos nuestras virtudes y errores buscando una aprobación o acto de mejora. En ocasiones incluso nuestra actitud va ligada al parecido físico con frases como ” Te pareces mucho a…” o bien, “eres igualito a tu padre, incluso en lo cabezón”.

Zero Zone

Vivimos en un continuo reflejo, pero ¿Qué sucede cuando el reflejo distorsiona la realidad y ya no sabes distinguir si lo que estás viendo es real? Acaso, como en la alegoría de la Caverna de Platón, tan solo estamos adiestrando nuestra mente a evolucionar hacia la verdad. No obstante, ¿puede ser un reflejo fiel a aquello que refleja? Podemos manipular la realidad y hacer que se refleje a nuestro gusto. Así, un espejo perfectamente pulido reflejará más fielmente lo que tiene delante de sí que si utilizamos un escudo de latón.

Manhattan
Fijaos bien, pues igual estáis mirando el reflejo equivocado…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s