Tan cerca y tan lejos


Chinatown

Vivimos en continua conexión con seres de otras creencias y culturas. Nuestros caminos se cruzan a diario, pero muy pocas son las ocasiones en las que se produce una interacción social, que no económica. Cada uno habita en su espacio sin penetrar o invadir el del otro y a pesar de la proximidad nos sigue separando un abismo.
La situación varía dependiendo de la zona geográfica en la que habitemos y en la medida en la que hemos aprendido a conocer el verdadero significado de la palabra respeto y tolerancia.
Precisamente cuando la diversidad comienza a superar en número a la homogeneidad se disparan las alarmas que nos avisan del inminente peligro que corre nuestra supremacía en el terreno. Lo que veíamos como algo bueno y positivo se nos torna en peligroso y difícil de controlar porque a pesar de miles de años de evolución el ser humano sigue siendo territorial y dominante y a más dominación más poder.
En el tiempo que estuve estudiando Educación Social me di cuenta de la terrible frontera que separa a cada ser humano, de todos los colores, creencias y estatus social estando tan cerca y a la vez tan lejos los unos de los otros. “Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son” (Abraham Lincoln)
Manhattan

Lincoln

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s