Colonizando


Colón

Colón
Colón

Colón
Si lo pensamos detenidamente la mente no difiere mucho del proceso de colonizar. Al nacer, nuestras conexiones sinápticas están todavía por formar, por crecer y desarrollarse. Poco a poco el tiempo y nuestro entorno se encargarán de poblar nuestro cerebro con una serie de ideas y valores que haremos propias.
Incluso el amor puede ser también un colonizador, pues se encarga de conquistar una porción de nuestro ser y poblarlo de sentimientos bellos y hermosos.

Anuncios

4 pensamientos en “Colonizando”

  1. He recordado tu entrada varias veces éstos días. Mi primera sobrinita ha nacido, y cada vez que la miro y se para el mundo por todo lo que siento, pienso… “Estoy colonizada”. Amor colonizador…me gusta 😉 Un fuerte abrazo! 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s