La torre de Babel


Benidorm
Benidorm ©2012 José Manuel Alabarce Páez

«Construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo. De ese modo nos haremos famosos y evitaremos ser dispersados por toda la tierra.» Génesis 11:1-9
Desde tiempos inmemoriables el ser humano ha tenido la obsesión de querer tocar el cielo. Ya lo he comentado en entradas anteriores, es como si en lo más profundo de nuestro ser supiéramos sin saberlo que no pertenecemos a este mundo o, quizás, buscar nuestra conexión con el universo. Quizás eso explique el por qué de esa batalla de a ver quién construye la torre más alta. A ver quién toca más cerca el cielo. Como el dedo del hombre tocando a Dios en los frescos sobre la creación de Adán pintados por Miguel Ángel en la capilla Sixtina.

Benidorm ©2012 José Manuel Alabarce Páez
Benidorm ©2012 José Manuel Alabarce Páez

Tal vez sea por nuestro afán de grandeza, de egocentrismo, aquello que a muchos les place mirar por encima del hombro al resto de los pobres mortales.
El poder de sentirse superior está relacionado con la jerarquía que ocupes en la sociedad. En ti está utilizar ese poder para hacer cosas buenas o, simplemente, para regodearte entre sus fauces. También es cierto que el poder es inversamente proporcional al interés de las personas hacia quien lo sustenta. A más poder más soledad.

Benidorm ©2012 José Manuel Alabarce Páez
Benidorm ©2012 José Manuel Alabarce Páez

Quién no se acuerda de haber mirado a sus padres a la tierna edad de… pocos años y pensar o decir “qué grande eres”. La sonrisa que se dibuja en la cara guarda cierta ambigüedad, en parte por la ocurrencia infantil y por otra, nos hace sentir importantes.
«Todos forman un solo pueblo y hablan un solo idioma; esto es sólo el comienzo de sus obras, y todo lo que se propongan lo podrán lograr. Será mejor que bajemos a confundir su idioma, para que ya no se entiendan entre ellos mismos.» Génesis 11:1-9
Gracias, Oh, Señor, por tu sentido del humor.

Benidorm ©2012 José Manuel Alabarce Páez
Benidorm ©2012 José Manuel Alabarce Páez
Anuncios

6 pensamientos en “La torre de Babel”

  1. A ver si consigo explicarme bien, que aquí hay tema… Yo también he pensado siempre que de este planeta, pues no soy 😉 , pero de ahí a tener afanes absurdos, va un mundo. Dicen que se trata de bajar el cielo a la Tierra, no? El cielo lo toco cuando lejos de mirar a alguien con superioridad, lo miro a los ojos con amor. Amor por alguien o amor por algo, da igual. Ahí, en ese momento de magia, toco el cielo. Mientras esté aquí, al menos se que puedo hacer algo por no perpetuar batallas inútiles que no hacen sino desconectarnos de todo y todos. Del génesis no entiendo, pero parecen argumentos del NWO. Ufff… lejos, lejos… Y la imagen de las dos manos, bueno, no se que tienen, pero ésas si me encantan. Ah! Y tu sentido del humor también 😉 .Bueno, y hasta aquí, no me enrollo más, como puedes comprobar ya recuperé voz y palabras. Pues eso, que lo que es adentro es afuera 🙂 . Muy buena entrada! Abrazotes!!!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegra que hayas recuperado la voz! Ays… Ojalá en vez de mirar con superioridad se mirara con más amor.
      Una vez escribí un post de miradas en el anterior blog que tenía. Me quedó bien. Lástima que al borrar el blog se pierde todo. A ver si consigo acordarme de cómo era…

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s