El otro lado de la línea


Abandonado
Tan solo unos metros pueden separar la miseria de la riqueza. Bastaría con cruzar la línea y adentrarnos en un mundo totalmente nuevo, lejano, abstracto, incomprensible. No tardaríamos en darnos cuenta que aún teniéndolo todo no tenemos nada. Llenos de vacío.

A veces no nos damos cuenta de la belleza que nos cubre. Es aquello que jamás tendrá el otro lado de la línea.

Licencia de Creative Commons

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s